23Julio2017

-

House of Vans Underground Realm

La segunda noche de la serie de fiestas organizadas por la marca Vans fue todo un éxito gracias a la presentación de verdaderos maestros en la escena electrónica; encabezando la lista estaba el productor y DJ, Curtis Jones, mejor conocido como Green Velvet; además de su compatriota y también talentoso productor, Mathew Dear, el proyecto alterno de Travis Stewart, Machinedrum, y representando la escena local se encontraban Andre VII y la dupla de Climbers.


La fiesta comenzó en punto de las 10 de la noche en las instalaciones de un lugar ubicado en Reforma #109, un sitio ad hoc para la ocasión ambientado con un estilo urbano entre luces tenues y sonidos que resonaban entre los pasillos del edificio.

Climbers iniciaron con sonidos muy frescos que invitaban a los asistentes a perder la pena y abrir la pista, con un house suave que de repente rompía con ritmos que acariciaban al llamado tech house, dejando preparada la pista para Andre VII, quien inició muy puntual y continuando con esta inyección de energía regalada por sus antecesores, prendiendo cada vez más a todos los presentes con ritmos entre el techno y algunas de las tantas variantes del house.

Machinedrum, quien también es un veterano en esta onda de la música electrónica, trajo consigo un cambio de ritmo que puso a todos a moverse de manera un poco más cadenciosa con su jungle por momentos salpicado de drum and bass y del llamado ghetto house, que sin duda generó reacciones tanto buenas como de curiosidad por sus sonido entre los asistentes.

La noche seguía subiendo de temperatura a cada momento, los ánimos aumentaban a medida que se iban acercando los actos principales (aunque los anteriores tuvieron buen nivel, era imposible no emocionarse con los últimos dos actos), la gente comenzaba concentrarse muy cerca del escenario para presenciar el cambio de productores.

Tocó el turno de Mathew Dear, que además de enloquecer a muchas mujeres y también a algunos hombres comenzó con un set que rayaba entre un techno más sucio pero poderoso y su clásico microhouse, provocando el derroche de adrenalina entre la audiencia que por supuesto se dejó envolver con su sonido, una excelente presentación del productor estadounidense que en todo momento se mostraba entusiasmado.

Para cerrar la noche los organizadores acomodaron en perfecto orden cada uno de sus actos, y para el final dejaron lo mejor -claro, sin demeritar como ya dije los actos anteriores- porque hay que reconocer que la trayectoria y la madurez musical que ha logrado con el tiempo el productor veterano Green Velvet es digna de resaltarse.

Sí, Green Velvet cerró la noche acompañado de su singular sonrisa y de un público eufórico, que celebraba con bailes desenfrenados cada una de las mezclas del productor, que por momentos, como ya es un clásico, tomaba el micrófono e interpretaba algunas canciones de otro de sus proyectos bajo el alias de Cajmere, fusionando impecablemente el estilo del techno de Detroit con un house seductor, reafirmando una vez más su experiencia en las tornamesas y dejando claro porque es un leyenda de la música electrónica.

House of Vans cumplió con su cometido, con una excelente organización, desde la locación, hasta la elección de sus músicos y productores, un muy buen audio que se agradecía, así como la sincronización para cambiar de DJ, sin hacer esperar mucho al público presente, además de ofrecer diferentes áreas para que la gente pudiera disfrutar más la experiencia, sin duda alguna muchos salimos satisfechos con este evento patrocinado claro, por Vans, JB y Cerveza Indio.

Texto por Nayeli Díaz A. // @nayeli_yda

Fotos por Azul Ramírez // @femmeazul

House of Vans Underground Realm
leftUnited Rock League Magazine, Somos más que una revista, somos tu revista, somos TU ROCK! únete, opina y ayudanos a mejorar.

Newsletter