25Febrero2017

-

De provincia para el D.F.

“Say you stand by your man

Tell me something I don't understand

You said you love me and that's a fact

Then you left me, said you felt trapped”

Y entonces parece que en este momento la ciudad de donde vengo me canta esa estrofa de “Train in Vain” de The Clash; después de 23 años viviendo en Campeche, en donde la centralización se siente más que en cualquier estado del país (al menos así parece), una se siente atrapada, ya conoce “casi todo” y no se le encuentra un sabor especial a los días. Esta semana le he dado un cambio a mi vida: llegué a la Cd. de México a vivir y a cumplir algunas metas planteadas desde hace mucho. No hablaré de lo difícil que es un cambio de este tipo porque muchos tendrán idea o bien, sí pueden imaginar lo que es eso.

Una de las cosas que más me entusiasmaban de vivir en esta ciudad es la cercanía con una de las cosas que más amo en la vida: la música. A pesar del impacto que el internet ha generado gracias a su inmediatez, no es lo mismo estar en el lugar donde “nacen” las cosas y tienes al alcance un abanico de sonidos por todos lados; un día puedes estar con tus amigos en una fiesta y de repente alguien pone en las bocinas una banda que te desacomoda los sentidos e inicia un debate sobre si esa banda en realidad es buena o sólo está para pasar el rato.

Ese tipo de situaciones aunque parecen pequeñeces son lo que hace a esta ciudad una plataforma importante para la música (venga de donde venga) porque no hay nada mejor que rodearse de gente que no ve las cosas como tú, que tiene perspectivas diferentes. Por otra parte en mi primera semana aquí me tocó ir al Caradura a escuchar a Los Savants, Fauno y Jack & The Coward Committee. Mi sorpresa fue la poca asistencia, en su mayoría eran músicos y amigos de los amigos de las bandas; eso no fue lo más sorprendente, me esperaba un espacio en mejores condiciones para las bandas. Resulta que la logística tampoco es la más impresionante y entonces pensé en mis amigos que tienen la idea de que “si tocas en el DF, en tal bar, tu vida se resuelve y el éxito cae del cielo”. No, no es así, ni las bandas que aquí radican tienen eso comprado.

Como asistente y persona que disfruta escuchar música nueva con tal de afinar el oído y ampliar el bagaje, fue una gran noche. Era no cover, las bandas tuvieron sets cortos y aunque una no fue de mi total agrado pude soportarlo pues Los Savants y Jack & The Coward Committee tenían cómo levantar la noche. Considero que en general así se define la vida aquí: la escena musical es un golpe de suerte (aunque suene feo) y sigo pensando que lo que define el éxito tiene mucho que ver con el mentado “compadrismo” pues no todas las bandas que suenan en la radio son una bomba en vivo; no todas las que no suenan en la radio son la octava maravilla del mundo. Por eso, yo no podría estar más feliz en esta ciudad, hay tantas cosas buenas como desagradables y eso es parte de vivir. Yo, al igual que una banda primeriza me siento ansiosa por llegar a las metas planteadas, aquí o en China el esfuerzo debe ser el mismo y no queda nada más que trabajar para conseguir lo planeado. Bien decían The Kinks: “I know you’ve got a lot of good things happening up ahead. The past is gone it's all been said. So here’s to what the future brings,I know tomorrow you'll find better things.I know tomorrow you'll find better things.”

Texto por Patricia Cano /// @mariPatti_

De provincia para el D.F.
leftUnited Rock League Magazine, Somos más que una revista, somos tu revista, somos TU ROCK! únete, opina y ayudanos a mejorar.

Newsletter